Los canales de Venecia como nunca los habíamos visto

Los canales de Venecia como nunca los habíamos visto

El mundo está librando una batalla sin descanso contra el coronavirus. Uno de los países más afectados es Italia, y sus ciudadanos llevan ya varias semanas confinados en casa. Venecia, una de las ciudades más turísticas de todo el mundo está cerrada al turismo, lo que nos ha permitido ver los canales de Venecia como nunca: transparentes y con peces. Una estampa muy significativa y que nos debería hacer reflexionar a todos sobre la influencia del ser humano en el medio ambiente.

Pero el caso de Venecia no es único. El brote de COVID-19 estalló en el mes de diciembre en la ciudad china de Wuhan, y la actividad en el país asiático se ha paralizado durante casi tres meses. ¿El resultado? Los niveles de contaminación en el aire se han reducido de forma drástica.

Así están los canales de Venecia por la reducción del tráfico marítimo

Fue una usuario de Twitter, cuyo nombre de usuario es Kaveri, la primera que informó al mundo sobre el estado en el que se encontraban los canales de Venecia. Compartió en la red social unas imágenes que dejaron a todo el mundo sorprendido: en ellas podría apreciarse la transparencia del agua, además de la presencia de peces y cisnes.

Acompañó las fotografías del siguiente mensaje: «Un efecto secundario inesperado de la pandemia por el coronavirus. El agua que fluye en los canales de Venecia es clara, algo que no había visto nunca. Regresaron los cisnes y los peces». 

En los últimos años el turismo de masas se ha convertido en la principal amenaza para el bienestar y la sostenibilidad de la ciudad italiana. Los habitantes vienen denunciando desde hace mucho tiempo que el deterioro medioambiental que sufre Venecia afecta en gran medida a su calidad de vida.

Actualmente llegan a la localidad más de 25 millones de turistas al año, el doble de los que lo hacían en la década de los 90. Y todo apunta a que en 2025 el número de visitantes anuales será de 40 millones.

Los canales de Venecia por la reducción del tráfico marítimo

Unas cifras alarmantes que han provocado un acelerado proceso de abandono de la población local. El número de residentes autóctonos ha pasado de los casi 200.000 de los años 50 a los poco más de 50.000 que hay en la actualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *