5 características del macaco japonés

5 características del macaco japonés

El macaco japonés es un animal muy característico, bien conocido por el color rojo de su rostro. Es uno de los primates más inteligentes, y a día de hoy no tiene ninguna amenaza grave. A continuación hemos recogido algunas de las características más destacadas de estos animales.

Características del macaco japonés: ¿cómo es?

Hábitat

El macaco japonés, tal y como su propio nombre indica, es originario de Japón. Vive en varias islas del país asiático, como Shodo o Kojima, entre otras. Su hábitat natural son los bosques subárticos y subtropicales, a unos 1.500 metros de altitud.

En el norte de Japón estos animales son capaces de adaptarse a temperaturas muy frías. Para poder mantener su temperatura corporal, muchos grupos se sumergen en fuentes termales durante buena parte del invierno.

Anatomía

Los machos pueden llegar a medir 57 centímetros de altura; su peso oscila entre los 10 y los 12 kilos. En cuanto a las hembras, son más pequeñas: miden 52 centímetros de altura y pesan 8 kilos. Tienen una piel muy gruesa, la cual está protegida por un pelaje espeso que les permite sobrevivir en climas fríos. La razón por la que su rostro tiene un aspecto rojizo es porque está desprovisto de pelo y tiene un gran número de vasos sanguíneos debajo de la piel.

Alimentación

Sobre qué come el macaco japonés, es un animal omnívoro. Sus principales fuentes de alimentación son vegetales: bayas, semillas, raíces, corteza de árboles… Sin embargo, también comen insectos y animales de pequeño tamaño.

Características del macaco japonés: ¿cómo es?

Reproducción

Sobre la reproducción de los macacos japoneses, el rango de edad en el que las hembras alcanzan su madurez sexual es muy amplia: entre 6 y 18 años. Durante toda la vida, las hembras suelen tener entre 8 y 10 parejas. La gestación dura unos seis meses, y las hembras dan a luz a 1 o como mucho 2 crías.

Grupos

Es interesante saber que los macacos japoneses son muy sociales. La gran mayoría de ellos viven en grupos muy amplios, compuestos por varias decenas e incluso centenas de miembros. Aunque el promedio de miembros en un grupo es de 40, se han llegado a encontrar grupos de 700, nada más y nada menos.

Se organizan jerárquicamente, y el macho es el líder. Todas las hembras que pertenecen a un mismo grupo están relacionadas consanguíneamente. Cuando los machos crecen, salen del grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *