¿Cómo respiran los reptiles? Esta es la respuesta

Cómo respiran los reptiles

La gran mayoría de reptiles se han adaptado muy bien a la vida terrestre, aunque es cierto que algunas especies han regresado al medio marino. Tienen una respiración pulmonar, y su piel es áspera y resistente para calentar su cuerpo cuando lo exponen al sol porque estos animales no pueden regular la temperatura corporal. ¿Sabes cómo respiran los reptiles?

¿Cómo respiran los reptiles?

Lo primero y más importante a tener en cuenta es que la respiración de los reptiles es pulmonar. Además, los reptiles tienen unos pulmones bien desarrollados, de ahí que su capacidad de respiración sea mucho más eficaz que la de los anfibios, por ejemplo. Esta es precisamente una de las principales razones por las que han conseguido adaptarse tan bien a la tierra.

La respiración de los reptiles empieza en las fosas nasales. De ahí pasa a la tráquea a través de la epiglotis, y de la tráquea a los bronquios. Estos se encargan de pasar el aire a los pulmones con una serie de movimientos musculares.

A continuación los músculos del tórax expanden la cavidad torácica para recibir el oxígeno. Y, por último, se colapsa la cavidad torácica para exhalar, liberando el dióxido de carbono.

Datos curiosos de la respiración de los reptiles

Un dato interesante es que la gran mayoría de serpientes tienen sólo un pulmón ya que el otro está atrofiado. Además, en el caso del lagarto de verano de sabana la respiración se realiza sólo en una dirección.

Y, ¿qué ocurre con los reptiles marinos? Prácticamente todas las especies de serpientes y tortugas marinas almacenan el aire en sus pulmones, y de esta manera sumergirse en el agua entre treinta y sesenta minutos.

¡Ahora ya sabes cómo respiran los reptiles!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *