7 costumbres rusas raras que te sorprenderán

7 costumbres rusas raras que te sorprenderán

Rusia puede presumir de ser uno de los países más interesantes de todo el mundo. Así que hoy hemos recogido algunas costumbres rusas raras que sorprenden a los extranjeros.

Brindis y reuniones

Al contrario de lo que ocurre en otros países del mundo, como por ejemplo España, en Rusia los brindis se reservan única y exclusivamente para ocasiones especiales. No es ni mucho menos cosa de todos los días. Cuando se reúnen con la familia o con los amigos, su tema favorito de conversación es la política.

Aguas heladas

Una de las principales costumbres rusas raras tiene que ver con las aguas heladas. Y es que los rusos ortodoxos celebran el 7 de enero la Navidad. El Día de la Epifanía, 12 días después, los rusos acuden a lagos y ríos a bañarse en agua helada, independientemente de si son o no creyentes.

Silbar

Aunque en otros países del mundo silbar es sinónimo de alegría y felicidad, en Rusia es justamente lo contrario. Se considera algo grosero y mal educado, propio solo de las clases bajas. Por lo tanto, ¡mejor evitarlo!

Dibujos animados de la Unión Soviética

Parece que los rusos sienten cierta nostalgia de la Unión Soviética. Tanto niños como adultos ven dibujos animados de aquella época. Son un auténtico fenómeno cultural y, además, reflejan de forma precisa el pasado soviético del país.

Flores

A los rusos les encanta regalar flores, tanto a la familia como a los amigos. Eso sí, el número siempre debe ser impar porque los números pares son exclusivos de los funerales. La tradición de regalar flores está muy arraigada, e incluso los niños los más pequeños se las llevan a sus profesores cuando empiezan las clases en el mes de septiembre.

Comer mucho

A los rusos les gusta comer mucho. Cuando un ruso te ofrece comida, para él es muy importante que termines tu plato. De lo contrario, considerará que le estás faltando el respeto. Sienten especial predilección por los alimentos con mayonesa y, además, suelen cocinar mucho más de lo que realmente pueden comer.

Aunque se tiende a pensar que la bebida rusa más popular es el vodka, lo cierto es que no es así. Todos los rusos toman varias veces al día, normalmente acompañado de bocadillos y pasteles. Si te invitan a una casa rusa, seguro que no te dejan irte sin tomar al menos una taza de té.

Zapatillas en casa

A la hora de entrar en una casa en Rusia, todo el mundo se quita los zapatos y se pone unas pantuflas. Es la mejor forma de evitar que la suciedad de la calle entre en casa. Y es que, por el clima, durante el invierno la nieve se mezcla con barro y polvo.

¿Cuál de las costumbres rusas raras te ha sorprendido más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *