¿Las cremas anticelulíticas funcionan de verdad?

Las cremas anticelulíticas funcionan de verdad

La celulitis afecta a aproximadamente el 80% de las mujeres. Se forma a consecuencia de la acumulación de células grasas con tejido fibroso y agua o de tejido adiposo. Por lo general es más visible en el abdomen, los glúteos y las caderas porque en estas zonas del cuerpo la piel es más fina. En el mercado existe una amplia variedad de productos que prometen acabar con la celulitis. Pero, ¿las cremas anticelulíticas funcionan de verdad? ¿Son realmente tan milagrosas como dicen ser?

¿Las cremas anticelulíticas funcionan? Lo que dicen los expertos

Se han realizado diferentes investigaciones para comprobar la eficacia de las cremas para eliminar la celulitis y todas han llegado a la misma conclusión: no funcionan. Ahora bien, con algunos matices.

En el caso de celulitis tipo I, la más leve de todas y que apenas es visible, este tipo de cremas sí consiguen reducir el contorno del muslo, aunque apenas unos milímetros.

También hay varias cremas formuladas con venotónicos, que mejoran la microcirculación de la zona, lo que favorece la hidratación y la tonificación de la piel. ¿Qué quiere decir esto? Que consiguen disimular la celulitis, aunque no de forma indefinida. Lo hacen por un breve periodo de tiempo. Es como maquillar la «piel de naranja».

Aún así, los estudios demuestran que las cremas anticelulíticas funcionan a la hora de dejar la piel tersa y suave. Por lo tanto, este tipo de productos no son ni mucho menos milagrosos. No por aplicarte una crema para combatir la celulitis en el abdomen y en los muslos la «piel de naranja» va a desaparecer sin más.

cremas anticelulíticas funcionan

Pero, si combinas la crema con un estilo de vida saludable puede ser una «ayuda extra» para decir adiós a la celulitis.  Lo más importante de todo es hacer ejercicio de forma frecuente, beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día y seguir un plan de alimentación saludable y equilibrado. Las verduras de hoja verde son excelentes para que la piel se mantenga en buen estado.

Claro que hay algunos casos en los que la celulitis es imposible de eliminar. Es lo que suele ocurrir con la celulitis de grado III y IV. En este caso lo mejor es apostar por algún tratamiento de medicina estética como la mesoterapia corporal o la carboxiterapia.

¿La conclusión? Si quieres obtener la mejor versión de ti misma y tienes celulitis de grado I o II puedes hacerte con una crema anticelulítica, pero siendo consciente de que los resultados no serán milagrosos. Aunque la crema puede ayudarte a tener una piel más suave y tersa, es necesario que hagas deporte y comas sano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *