¿Cómo cuidar los pies en invierno? 7 consejos

¿Cómo cuidar los pies en invierno 7 consejos

Poco a poco los días van siendo cada vez más fríos, así que es el momento de saber cómo cuidar los pies en invierno. Hay quienes crees que solo tenemos que cuidar los pies durante los meses de verano, cuando llevamos zapatos abiertos y, por lo tanto, los pies quedan a la vista. Pero nada más lejos de la realidad.

Los mejores consejos para cuidar los pies en invierno

Calcetines

A la hora de elegir los calcetines, mejor apostar por las fibras naturales. La lana es una excelente opción para esta época del año ya que calienta los pies sin dificultad de ningún modo la circulación sanguínea.

Calzado

A la hora de cuidar los pies en invierno, es importante prestar especial atención a la selección del calzado. Elige zapatos de piel natural ya que es un material elástico y flexible y, por lo tanto, se adapta de maravilla a la forma del pie.

Además, favorece la transpiración del pie, evitando así la sudoración excesiva. De esta forma, reduces el riesgo de la aparición de hongos y evitas la sensación de frío.

La suela tiene que ser antideslizante ya que en esta época del año el suelo está húmedo a causa de la lluvia, la nieve y las heladas.

Hidratación

Por supuesto, es esencial aplicar a diario una crema hidratante de pies para proteger la piel y equilibrar la estructura de la epidermis, la capa más superficial de la piel. Para la aplicación de la crema es conveniente dar un suave masaje circular para así activar la circulación de la zona.

Baños de pies

Si presentas problemas de circulación, los baños de contraste te vendrán muy bien para cuidar tus pies en invierno. ¿En qué consisten? En alternar intervalos de agua fría y de agua tibia para estimular la circulación sanguínea. También es una práctica que puedes realizar después de practicar deportes como senderismo o esquí.

Cambios de temperatura

Al llegar de la calle con los pies muy fríos, no conviene acercarlos directamente a fuentes de calor, como estufas. Los cambios bruscos de temperatura aumenta el riesgo de la aparición de sabañones.

Secado de los pies

Del mismo modo que en verano, en invierno el correcto secado de los pies es fundamental. Salir de la ducha y poner los pies en la alfombrilla no es ni mucho menos suficiente. Si realmente quieres evitar la humedad y los hongos tienes que secar los pies en profundidad, prestando especial atención al espacio entre los dedos, y entre los dedos y las uñas.

 

 

Alimentación

La alimentación es muy importante, así que es conveniente favorecer el consumo de alimentos ricos en vitaminas E, C y K. Además, algunas especias como la pimienta o la canela evitan que los pies se enfríen.

El consumo de alcohol favorece la deshidratación de la piel, así que mejor evitarlo. En cuanto al tabaco, por su alto contenido en nicotina, dificulta en gran medida la circulación.

Además, debes saber que los lácteos aumentan la sensación de frío, así que tómalos con moderación.

¡Apunta estos consejos para cuidar los pies en invierno!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *