Agujeros negros: las 6 curiosidades más interesantes

Curiosidades de los agujeros negros

Los agujeros negros siempre han generado una gran inquietud. Son unos de los objetos astronómicos más fascinantes de todo el universo. La primera imagen de un agujero negro fue captada hace muy poco tiempo. Se publicó el 10 de abril de este año 2019, y fue tomada por el radio telescopio Event Horizont Telescope. A continuación te contamos las curiosidades de los agujeros negros más interesantes de todas.

Formación

¿Sabes cómo se forman los agujeros negros? Cuando una estrella agota su combustible, la materia restante colapsa por su propia gravedad. Entonces se convierte en un agujero negro: un punto de densidad infinita y sin volumen.

Claro que esto no ocurre con todas las estrellas. Para que estas se puedan transformar en un agujero negro deben tener como mínimo una masa 25 veces superior a la del Sol. En la Vía Láctea, apenas el 0,1% de las estrellas tiene la masa suficiente como para convertirse en un agujero negro cuando se termina su combustible.

Existencia

El descubrimiento de la existencia de los agujeros negros se le atribuye al prestigioso geólogo inglés John Michell. En el año 1738 definió un cuerpo cuya densidad de masa era tan alta que podía absorber todo lo que había a su alrededor, incluida la luz. No obstante, no fue hasta el año 1969 cuando se acuñó el término agujero negro gracias al físico estadounidense John Wheeler.

Agujero negro más cercano a la Tierra

¿Cuál es el agujero negro que se encuentra más cerca de la Tierra? Es el Cygnus X-1. Pero no hay ningún peligro de que este agujero engulla nuestro planeta. Para ello tendría que estar a menos de 21 kilómetros, y se encuentra a una distancia aproximada de 8.000 años luz.

Radiación

Aunque se conocen con este nombre, lo cierto es que los agujeros negros no son totalmente negros. Brillan, aunque muy débilmente, porque emiten radiación. Stephen Hawking fue quien lo descubrió en la década de los años 70.

Calor

En el espacio hay gas. Cuando este gas entra en la órbita de un agujero negro, debido al rozamiento causado por el movimiento de rotación a gran velocidad, se calienta hasta superar los 12 millones de grados centígrados. ¡Mucho calor!

Vida

Y, por último, es interesante saber los agujeros negros también mueren. Eso sí, tardan varias decenas de millones de años en desaparecer de forma definitiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *