Desierto de Atacama: 5 datos curiosos que no conocías

5 datos curiosos del Desierto de Atacama

El Desierto de Atacama es el desierto no polar más árido del planeta Tierra. Con una superficie aproximada de 105.000 kilómetros cuadrados, su origen data de hace tres millones de años. Es interesante saber que en el pasado fue un lecho marino. A continuación hemos recogido algunas de las principales curiosidades de él.

Desierto de Atacama: datos curiosos que te sorprenderán

Desierto más seco del mundo

El de Atacama es el desierto más seco de todo el mundo. Es más, algunas estaciones meteorológicas de la NASA nunca han recibido una sola gota de lluvia. Además, ha estado hasta cuatro años sin llover en la zona central. La precipitación promedio es de apenas 1mm por año. Aún así, es posible encontrar nieve en los picos más altos por la altitud. ¿La razón? Las temperaturas en ellos no son muy altas.

Temperaturas extremas

Llama la atención la diferencia de temperatura entre el día y la noche. Mientras que en las horas centrales del día se pueden alcanzar fácilmente los 40 grados, en la noche las temperaturas caen a 5 grados.

Turismo astronómico

Este desierto es uno de los principales destinos turísticos para los amantes de la astronomía. ¿Por qué? Es uno de los mejores lugares de todo el mundo para ver las estrellas. Esto se explica por una serie de factores. Se trata de un lugar sin lluvias ni estrellas. Además, no hay contaminación lumínica, y en el aire apenas hay humedad. Y hay más de 300 días al año con cielos completamente despejados.

Desierto de Atacama

Suelo extraterrestre

Es curioso que las muestras de suelo del Desierto de Atacama guardan una gran similitud con las muestras recogidas en Marte. Por esta razón, la NASA utiliza el desierto para realizar pruebas de los instrumentos que los astronautas utilizarán en su misión a Marte.

Cordillera de la Sal

En el desierto está el la Cordillera de la Sal. Recibe este nombre porque las rocas tienen una gran cantidad de sulfato de calcio, de forma que parecen estar salpicadas de sal. Algo que muchas personas no saben es que hace millones de años la Cordillera de los Andes fue un lago. El fondo se elevó por los movimientos de la costa terrestre, dando lugar a la cordillera que conocemos hoy en día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *