Durian, la fruta más apestosa del mundo, es un manjar en China

Durian, la fruta más apestosa del mundo, es un manjar en China

El durian se ha ganado el pulso ser nombrada «la fruta más apestosa del mundo». Tanto su olor como su sabor son inconfundibles y, aunque pueda parecer un poco exagerado, lo cierto es que está prohibido entrar con ella en el transporte público y en los hoteles de países como Malasia, Japón o Singapur.

¿Qué es el durian?

Lo primero es ponernos en situación y saber exactamente qué es el durian. Se trata de una fruta originaria del sudeste asiático, que se cultiva en Malasia, Tailandia y Singapur. Es fácil de reconocer por su gran tamaño y porque la cáscara está recubierta de pinchos. Por eso hace falta ponerse guantes para manipularla.

Hay quienes comen el interior de la fruta de manera cruda, aunque también se puede cocinar. La pulpa es muy carnosa y tiene un color entre anaranjado y amarillento. Puede pesar entre uno y tres kilos, y tiene unos 30 centímetros de ancho.

Desde el punto de vista nutricional, el durian es un súper alimento por su alto contenido en vitaminas, fibra, potasio y magnesio. Hay algunos expertos que indican que es una de las frutas más nutritivas que existen.

Durian

¿Por qué huele y sabe tan mal?

Tiene un sabor muy intenso y una textura cremosa, similar a la de un aguacate maduro. Existen cientos de descripciones acerca de cómo sabe, y quizá la más acertada de todas es la que señala que es una mezcla de caramelo, ajo, almendras y queso. ¿Un poco asqueroso, verdad?

Esto se explica por la mezcla de distintas sustancias químicas, que hacen que tanto el sabor como el olor de esta fruta exótica sea tan intenso y desagradable. Un total de 50 compuestos que da manera individual son totalmente inofensivos, pero que combinados convierten el durian en algo repugnante.

Seis trabajadores de Correos hospitalizados por esta fruta

En el último mes ha tenido lugar un suceso de lo más extraño a causa de esta fruta. Llegó un paquete a una oficina postal de Schweinfurt, una oficina postal de Baviera, Alemania. ¿Qué fue lo que ocurrió? Debido al aroma pestilente que emanaba del paquete, sesenta empleados tuvieron que ser desalojados, y seis trasladados al hospital. Fue tal la alarma que provocó el envío que se movilizaron cinco ambulancias y seis patrullas de policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *