¿El estornudo es un síntoma del coronavirus?

El estornudo es un síntoma del coronavirus

En plena pandemia global por el COVID-19, es importante prestar atención al más mínimo síntoma del coronavirus. Las autoridades sanitarias indican que muchos de los indicios de esta enfermedad son similares a los de otras como la gripe: cansancio, malestar, fiebre… Pero, ¿y el estornudo? Se conoce como tal a la expulsión brusca y repentina de aire de los pulmones a través de la boca y la nariz. No, el hecho de que estornudes no implica que tengas coronavirus.

El estornudo sí es síntoma del coronavirus, pero también de otras enfermedades

El estornudo es una especie de herramienta defensiva del propio organismo, que se produce cuando en el interior de la garganta o de la nariz hay alguna sustancia irritante: polvo, polen…

Si bien es cierto que el estornudo es uno de los síntomas del coronavirus, estornudar no significa que estés contagiado. Puede tratarse de un simple resfriado, de una alergia primaveral… Hay miles de causas y razones.

Eso sí, las autoridades sanitarias explican que hay que tener especial cuidado con la forma en la que se estornuda. Un solo estornudo puede generar hasta 40.000 pequeñas gotitas que salen expulsadas a una velocidad de 160 kilómetros por hora, y pueden recorrer una distancia de 8 metros.

El estornudo es un síntoma del coronavirus

¿Cómo se contagia el coronavirus?

Es más, si estuvieras contagiado de coronavirus, podrías infectar a las personas que hay a tu alrededor al estornudar. El virus ingresa en el organismo a través de los ojos y la nariz y la boca, y puede hacerlo de dos maneras.

Por un lado, que una persona contagiada tosa o estornude, y esas pequeñas gotitas lleguen a la cara de las personas que tiene al lado. Y, por otro lado, que una persona sana toque una superficie contaminada y luego se lleve las manos a la cara.

Por lo tanto, los expertos recomiendan cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo de papel desechable. Si no tienes ninguno a mano, debes hacerlo en el codo, nunca en las manos. Por supuesto, hay que extremar las medidas de higiene: lavarse las manos con agua tibia y jabón pH neutro, tal y como indica la OMS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *