El ganador de la cesta de Navidad más cara del mundo está arruinado

El ganador de la cesta de Navidad más cara del mundo está arruinado

Puede parecer que ganar la cesta de Navidad más cara del mundo es una gran suerte. Pero, a juzgar por lo que le ha ocurrido a Victor Brun, la realidad es bien distinta. Está arruinado por no pagar a Hacienda. Esta a es su historia.

Arruinado después de ganar la cesta de Navidad más cara del mundo

Victor Brun ganó la cesta de Navidad más cara del mundo hace ahora cinco años. Un lote que incluía un turismo, un coche de alta gama, más de 50 jamones, lingotes de oro, un viaje a Australia… Lo que no sabía es que tenía que pagar a Hacienda más del 50% del premio. El ganador decidió vender la gran mayoría de los regalos y se quedó solo con los lingotes de oro.

Victor denuncia que en ningún momento se le informó acerca de lo que tenía que pagar a Hacienda. Así, una vez «cobró» el premio, vendió casi todos los regalos y aún así no le llegó para hacer frente a la deuda.

¿Cuál ha sido el problema? Al ganar un premio que no pertenece a las entidades oficiales del Estado, en función de la comunidad se tributa del mismo modo que si se hubiera recibido un sueldo. Por lo tanto, se aplican entre un 45 y un 52 por ciento de impuestos al premio.

Arruinado después de ganar la cesta de Navidad más cara del mundo

La propietaria del bar donde Victor compró el boleto defiende que ella no tiene la culpa ya que todo aparece reflejado en el boleto.

La cesta de Navidad más cara del mundo

Cada año por estas fechas conocemos la cesta de Navidad más cara del mundo, valorada en más de medio millón de euros: viaje sorpresa, relojes de lujo, videoconsolas, televisores, electrodomésticos, ordenadores, teléfonos de alta gama, botellas de vodka y ron, embutidos ibéricos… La sortea el bar Mariano, situado en la localidad de Calamocha, en Teruel.

Miles de personas recorren incluso cientos de kilómetros para hacerse con un boleto con el deseo de ganar el botín. Sin embargo, la gran mayoría de ellas desconocen que tendrán que pagar a Hacienda aproximadamente el 50% del valor total de la cesta, en función de la tributación de cada Comunidad Autónoma. Lo mismo que le ocurrió a Victor Brun, que ahora debe 200.000 euros a Hacienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *