Vie. Sep 24th, 2021
Un iceberg tan grande como Londres se desprende de la Antártida y navega con rumbo desconocido

Científicos de todo el mundo llevan años alertando de las terribles consecuencias del cambio climático en la Antártida. Esta semana un equipo de expertos de la British Antarctic Survey han alertado del desprendimiento de un iceberg tan grande como Londres de la Antártida.

Un hecho sin precedentes que ha sucedido una década después de que se hallara la primera grieta en la masa de hielo. Lo que más preocupa en estos momentos es que el iceberg navega con rumbo desconocido. En las próximas semanas podría alejarse en el océano, o encallar en algún lugar de la Antártida. También cabe la posibilidad de que se rompa en varios pedazos.

Desprendimiento de un iceberg del tamaño de Londres de la Antártida: un suceso «raro» y «emocionante»

Durante los últimos 10 años los científicos han hallado tres grandes grietas en la plataforma de hielo Brunt. La última tuvo lugar el pasado mes de noviembre, y fue bautizada como ‘North Rift’. Los expertos consideran que este tipo de desprendimientos son acontecimientos extraordinarios.

Según detallan desde la British Antarctic Survey, en el mes de enero la grieta comenzó a avanzar hacia el noreste a una velocidad de un kilómetro por día. Esto hizo que la plataforma de hielo, que tiene 150 metros de espesor, se partiera en dos.

El 26 de febrero, en apenas unas horas la grieta se ensachó varios cientos de metros y finalmente el iceberg del tamaño de Londres se desprendió de la Antártida. El profesor Dame Jane Francis, director de British Antarctic Survey, explica que el equipo de científicos monitorea a diario la plataforma de hielo a través de varios instrumentos de GPS de alta precisión. También utilizan imágenes satélite proporcionadas por la NASA y la ESA.

5 curiosidades del Polo Norte que te sorprederán

¿Qué ocurriría si el iceberg llega a la costa?

Ahora el trabajo de los expertos es el de vigilar muy de cerca el rumbo que toma el iceberg, y evaluar cualquier posible impacto. Tiene 1.270 kilómetros cuadrados y si llegara a las costas de alguna isla, los daños para la fauna y la flora de la zona serían muy grandes.

Hay animales que necesitan acceder al mar para alimentarse, y el iceberg gigante podría bloquearlo. También tendría un impacto muy negativo en el ecosistema marino porque aplastaría la vida vegetal y animal en el fondo del mar.

Recordemos cuando el iceberg A38 llegó a las costas de las islas de Georgia del Sur en 2004. Meses después los expertos hallaron cientos de pingüinos y crías de foca muertos en las playas.

Por admin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies