Vie. Sep 24th, 2021
Los 5 inventos españoles más raros de la historia

España es un país de inventores. Y es que, a lo largo de la historia decenas de españoles han creado todo tipo de inventos, muchos de los cuales continuamos utilizando en la actualidad: la fregona, el sacapuntas, el traje de astronauta, el futbolín… A continuación hemos recogido los inventos españoles más raros de la historia. ¡Seguro que muchos ni siquiera sabías que existían!

Inventos españoles raros que te sorprenderán

Azafea

Fue Azarquiel quien, en el siglo XI, inventó la azafea. Se trata de un instrumento de observación astronómica y también cumple las funciones de un ordenador analógico para la resolución de problemas de astrología y astronomía esférica. Un invento de la ciencia andalusí que contribuyó en gran medida a la navegación y a la orientación, además de a la astronomía.

Submarino

Sí, el submarino nació de la mano de un inventor español, Narciso Monturiol. Fue el primer buque sumergible de la historia, y estaba construido con madera. Tenía un propulsor manual. Pocos años más tarde, Isaac Peral creó el primer submarino propulsado con baterías. Estaba fabricado con acero y se lanzó con éxito en 1888.

Autogiro

¿Alguna vez has oído hablar del autogiro? Lo inventó Juan de la Cierva, un científico e inventor nacido en Murcia. Se trata de una aeronave muy parecida al helicóptero. Es más, se considera el precursor del helicóptero moderno. El autogiro tenía un ala giratoria que se movía con la fuerza del viento. En 1923 se realizó una prueba, en la que el vehículo recorrió 200 metros en el aire.

Enciclopedia mecánica

Este es uno de los inventos españoles más raros, y que no muchas personas conocen. Podría decirse que la enciclopedia mecánica es el precursor del libro electrónico. La creó Ángela Ruiz Robles, escritora, maestra e inventora gallega, en el año 1949. Era un dispositivo que constaba de una serie de bobinas automáticas y circuitos eléctricos para crear textos en distintos idiomas y leerlos de forma digital.

Chupa chups

Sí, ahora un chupa chups nos parece lo más normal del mundo, pero en su día fue un invento raro y revolucionario. En el año 1957 a Enric Bernat le pareció buena idea poner un palo a un caramelo, y en 1958 fundó la empresa Chups. No fue hasta 1961 cuando la compañía pasó a llamarse Chupa Chups.

Por admin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies