Vie. Sep 24th, 2021
Investigadores proponen construir un 'arca de Noé' en la Luna con 6,7 millones de espermatozoides y óvulos

Existen multitud de teorías acerca de cómo y por qué se acabará la vida en el planeta Tierra. Hay quienes creen que en un futuro lejano un tsunami gigante acabará con todos los seres vivos, quienes piensan que será un meteorito como el que causó la extinción de los dinosaurios… En cualquier caso, son muchos los que se están preparando para ese momento, con la construcción de búnkeres y refugios subterráneos. Ahora un equipo de seis investigadores de la Universidad de Arizona ha lanzado una propuesta en la Conferencia Aeroespacial del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE): construir un ‘arca de Noé’ en la Luna con 6,7 millones de muestras de espermatozoides y óvulos.

El proyecto para enviar espermatozoides y óvulos a la Luna

Según el diario ‘New York Post’ el objetivo es el de proteger a la humanidad de la extinción ante posibles catástrofes y desastres naturales. Las muestras quedarían a buen resguardo en la Luna, en una bóveda construida bajo la superficie del satélite natural del planeta Tierra.

De esta manera, tras un apocalipsis provocado por una guerra nuclear o una erupción volcánica a gran escala, estas muestras en la Luna podrían ayudan a repoblar la Tierra. Jekan Thangavelautham, uno de los autores del estudio ‘Fosas lunares y tubos de lava para un arca moderna’, explica serían necesarios 250 vuelos para enviar los 6,7 millones de espermatozoides y óvulos a la Luna.

Uno de los principales retos es el de evitar que las muestras se congelen, teniendo en cuenta que se almacenarán bajo la superficie lunar. Para evitarlo, los científicos creen que lo mejor sería alimentar la instalación con paneles solares, aunque es necesario realizar más estudios.

Bóveda de semillas en Noruega

Este no es el único proyecto de este estilo que existe en la actualidad, aunque sí el primero que propone el almacenamiento de muestras fuera del planeta Tierra. En Noruega se encuentra la bóveda de semillas»Doomsday», que alberga más de un millón de muestras de cultivos de prácticamente todos los países del mundo.

El Banco Mundial de Semillas de Svalbard tiene más de 1.000 metros cuadrados repartidos en tres almacenes. Fue inaugurado en el año 2008 para conservar la biodiversidad de las especies de cultivos que sirven a modo de alimento ante una catástrofe global.

Es conocida popularmente como la «cámara del fin del mundo» porque puede resistir el impacto de bombas, la radiación solar, erupciones volcánicas e incluso terremotos de hasta 10 grados en la escala de Ritcher.

Por admin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies