Alerta: Mongolia cierra sus fronteras por un brote de peste negra

Alerta: Mongolia cierra sus fronteras por un brote de peste negra

El 2020 está siendo cuanto menos un año atípico por la pandemia del coronavirus. Pues bien, ahora las autoridades sanitarias se muestran preocupadas por un brote de peste negra que ha estallado en Mongolia, lo que ha obligado al cierre de fronteras con Rusia. Hasta el momento se han registrado dos fallecidos.

Recordemos que la peste negra fue la pandemia más letal de la historia de la humanidad. Entre los años 1347 y 1353 murieron más de 25 millones de personas sólo en Europa.

El brote de peste negra en Mongolia

Todas las alarmas sanitarias saltaron después de que una pareja falleciera de peste negra después de comer carne de marmota. Aunque hay quienes creen que esta es una enfermedad erradicada, lo cierto es que sigue existiendo en la actualidad, y cada año se cobra la vida de unas 2.000 personas.

Ahora las autoridades sanitarias de Mongolia están tomando muestras a las personas que tuvieron contacto con los fallecidos. Las fronteras con Rusia se han cerrado para evitar la propagación de la enfermedad.

Los expertos locales explican que la peste es una enfermedad de origen bacteriano y que se transmite por las pulgas que viven en animales como las marmotas. Es tan letal que puede acabar con la vida de una persona sana en apenas 24 horas si no se trata a tiempo.

¿Qué es la peste negra y cuáles son sus síntomas?

La peste negra es una enfermedad bacteriana de carácter grave causada por la bacteria «Yersinia pestis». Se propaga a través de las pulgas que habitan en animales como las ratas o las marmotas.

Se puede contraer tanto por la picadura de una pulga que porta la bacteria como por una persona infectada. Sí, se puede contagiar de un humano a otro, a través de las pequeñas gotas que se expulsan al toser o al estornudar.

Por lo general, los síntomas aparecen entre dos y cinco días de estar expuesto a la bacteria e incluyen: fiebre alta, escalofríos, malestar general, convulsiones, tos fuerte, dolor de cabeza, dificultad respiratoria y dolor en el pecho.

Ante la aparición de los primeros síntomas es fundamental acudir al médico a la mayor brevedad posible. Si no se recibe tratamiento en las 24 horas siguientes, existe un alto riesgo de morir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *