Muere un voluntario de la vacuna de Oxford contra el coronavirus

Muere un voluntario de la vacuna de Oxford contra el coronavirus

En estos momentos, farmacéuticas y laboratorios de todo el mundo están inmersos en una carrera contrarreloj en el desarrollo de la vacuna contra el Covid-19. Esta semana se ha conocido la muerte de un voluntario de la vacuna de Oxford, lo que ha supuesto un duro golpe para la Universidad y la farmacéutica AstraZeneca. La víctima es un joven brasileño al que, según el periódico ‘O Globo’, se le suministró un placebo y no la vacuna.

La muerte de un voluntario de la vacuna de Oxford sacude el mundo

Poco se sabe acerca del fallecido. Su nombre es Joao Pedro Feitosa, tenía 28 años de edad y era estudiante de medicina. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria brasileña (Anvisa), vinculada al Ministerio de Salud de Brasil, no ha facilitado más detalles sobre la muerte del voluntario de la vacuna de Oxford por la política de confidencialidad de los datos médicos.

Todos los voluntarios de ensayos clínicos ya conocen los riesgos. Cuando aceptan participar, saben que pueden enfermar, e incluso morir. Todas las investigaciones en el campo de la salud se llevan a cabo bajo la supervisión de los investigadores, las autoridades reguladoras y un comité de seguridad independiente.

Rusia registrará la vacuna contra el coronavirus el 12 de agosto

La Universidad de Oxford continúa con los ensayos

La Universidad de Oxford ha comunicado que después de una minuciosa evaluación de la muerte del voluntario en Brasil, no hay dudas sobre la seguridad del ensayo clínico, de manera que seguirá su curso. La vacuna está en su tercera fase, la última antes de ser aprobada.

Las prueba en humanos empezaron en el mes de junio en Brasil. En septiembre AstraZeneca informó de la paralización de los ensayos ante la posible reacción adversa voluntaria del Reino Unido. La evaluación del comité de seguridad independiente concluyó que no había preocupación por la continuidad del estudio, y se reanudaron las pruebas.

Es precisamente la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca la que tiene previsto comprar España. Es más, esta semana Salvador Illa ha anunciado que el Consejo de Ministros ha autorizado la compra de 31,5 millones de dosis para nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *