¿Quién fue el primer emperador romano?

Quién fue el primer emperador romano

El Imperio Romano fue una de las civilizaciones más importantes e interesantes de la historia. Hace algunas semanas os hablábamos de cómo era la sociedad romana, y hoy queremos explicar quién fue el primer emperador romano.

El primer emperador romano: César Augusto

César Augusto, también conocido por el nombre de Octavio, fue el primer emperador de la Antigua Roma. Además, estuvo más tiempo en el poder que ningún otro. Nació en el año 63 a.C en Roma, en una familia de clase alta. Su madre era sobrina-nieta de Julio César.

Desde su juventud mostró excelentes cualidades para el ejército y la política. En el año 45 a.C Julio César decidió adoptarle y convertirle en su heredero. Luchó contra los partos en Epiro. Fue allí donde le informaron del fallecimiento de Julio César en el año 44 a.C. Cuando llegó a Roma se encontró con una situación muy complicada. Y es que Lépido y Marco Antonio ya habían repartido la totalidad del territorio.

Con el apoyo de los grandes financieros, gracias a quienes pudo costearse un ejército, los republicanos del Senado y el apoyo de Cicerón, César Augusto se enfrentó a Marco Antonio, a quien derrotó. Con la victoria en su mano solicitó al Senado su nombramiento como cónsul. Sin embargo, César Augusto solo tenía 20 años, de forma que su petición fue rechazada.

Ante la negativa, decidió marchar sobre Roma para hacerse con el poder. No se produjo ningún combate porque todas las tropas estaban de su parte. Cuando César Augusto fue nombrado cónsul, se auto-otorgó poderes extraordinarios.

Casio y Bruto se negaban a aceptar su papel, de forma que decidió aliarse con sus antiguos enemigos: Lépido y Marco Antonio. Decidió repartir el poder con Marco Antonio, quien contralaba la Zona Oriental, mientras que César Augusto tenía el control de la Zona Occidental.

Después de un enfrentamiento entre ambos, César Augusto decidió repartir el territorio de la siguiente forma: la Zona Occidental para él, la Zona Oriental hasta el río Drin para Marco Antonio y África para Lépido.

El papel de Egipto

Poco después Marco Antonio se casó con Octavia la Menor, hermana de César Augusto. Luego, Marco Antonio se enamoró de Cleopatra, lo que no gustó nada a César Augusto ya que consideraba que iba en contra de los intereses de Roma. Le declaró la guerra a Cleopatra en el año 32 a.C, de la que salió victorioso. Ante la derrota, Cleopatra y Marco Antonio se suicidaron, y Egipto pasó a ser una provincia romana.

A su regreso a Roma, César Augusto tomó una serie de medidas. En primer lugar, se otorgó a sí mismo varios nuevos títulos para aumentar su poder. En segundo lugar, impuso la obligación de culto al emperador entre todos los habitantes. Además, dividió todas las provincias en dos tipos (imperiales y senatoriales). Y, por último, reorganizó el sistema fiscal.

El primer emperador romano muró el 19 de agosto del año 14.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *