5 pueblos deshabitados de España que merece la pena conocer

5 pueblos deshabitados de España que merece la pena conocer

Si lo que realmente te apetece este verano es desconectar y respirar aire puro, hay algunos pueblos deshabitados de España muy bellos. Pueblos que en otra época estaban llenos de vida y de alegría pero que con el paso del tiempo se quedaron sin un solo vecino por diferentes motivos.

¿Cuáles son los pueblos deshabitados de España más bonitos e interesantes?

Valdelavilla – Soria

Valdelavilla es uno de los pueblos deshabitados de España más conocidos en estos momentos porque es el escenario de la serie «El Pueblo». Una pequeña localidad soriana aislada de la civilización ya que cuenta con una conexión WIFI por satélite con un ancho de banda muy limitado. Además, el único acceso es por una sinuosa pendiente empedrada.

Ochate – Burgos

Ochate es uno de los pueblos deshabitados de España más populares de todos. Nunca fue una gran villa: el pico máximo de población se alcanzó a mediados del siglo XIX, con 52 vecinos. Existen diversas teorías acerca de por qué Ochate fue abandonado, aunque la más aceptada es la que indica que varias epidemias acabaron con toda la población.

También conocido como «el pueblo maldito», existen todo tipo de leyendas en torno a supuestos fenómenos paranormales. Todo comenzó en los años 80 del siglo XX, cuando la prensa publicó la fotografía de un ovni sobrevolando el distrito de Ochate.

Belchite Viejo – Zaragoza

Belchite Viejo, situado a pocos kilómetros de la ciudad de Zaragoza, es un pueblo fantasma que refleja los horrores de la Guerra Civil Española. La Batalla de Belchite tuvo lugar en el año 1937, y arrasó tanto con el pueblo como con sus habitantes. Más de 5.000 personas murieron.

Actualmente sólo se puede visitar con las visitas guiadas que organiza la Oficina de Turismo de Belchite Nuevo. Las hay diurnas y nocturnas, y el precio es de 8 euros para mayores de 14 años.

Granadilla – Cáceres

Granadilla es una antigua villa situada en el norte de la provincia de Cáceres. A día de hoy numerosos monumentos y viviendas se conservan en perfecto estado, de forma que es posible pasear por las calles del pueblo y hacerse una idea del resplandor que tuvo en otra época.

Fue en junio de 1955 cuando el Consejo de Ministros franquista decretó la expropiación del municipio de Granadilla para construir el embalse de Gabriel y Galán.

Llombai – Alicante

Y, por último, Llombai en la provincia de Alicante. Un pequeño pueblo de apenas una decena de casas que fueron abandonadas en los años 50 por la migración de los vecinos a las ciudades. Stefan Gregor, más conocido como «el Alemán del Valle», se quedó sólo en Llombai durante varias décadas, hasta que murió.

En los años 60 el municipio se quedó vacío, pero no fue hasta 1977 cuando quedó deshabitado oficialmente con la muerte de Stefan Gregor. Muy poco se sabe sobre él. Llegó a España a finales de los años 40, y se dice que era un refugiado nazi de la II Guerra Mundial. Quienes lo conocieron lo definían como una persona huraña, solitaria y esquiva.

Llombai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *